viernes, 26 de abril de 2013

Socorroooooo!!!! Mi bebé tiene FIEBRE!!! ... ???

Ayer Muriel amaneció volando en fiebre. Serían las 5 de la mañana, me había desvelado una sensación rara unos minutos antes de ir a taparla con la manta, estaba un poco fresco y ella suele destaparse toda. Me acerco y le toco la frente, hervía. Entre dormida, abrió los ojitos con un "mami" y estiró sus bracitos para que la alzara. La levanté enseguida, la abracé fuerte y la llevé a tomarle la fiebre. Tenía casi 39 grados.
Se me paralizó el corazón!!! No tenía mocos, no tenía tos, no tenía diarrea, no tenía vómitos pero volaba en FIEBRE y sus ojitos me partían el alma. La lucha fue cuando quise ponerle el termómetro frío en la axila, rompió a llorar con un desconsuelo terrible, y eso que la tenía abrazadita a mí. Otra vez, se me paralizó el corazón. Por dentro tenía bronca contra esa fiebre que atacaba a mi hija, la odiaba con mis entrañas, quería que se fuera y la dejara en paz.
Ilustración: Matías Colorado



(Ya unos días atrás también había tenido un episodio de fiebre pero no superaba los 38 y tampoco tenía otro síntoma de alarma. Esa vez, mi suegra que es médica nos había aconsejado que esperáramos unas horas para ver la evolución porque como no había otros síntomas y la fiebre no era tan alta, en la guardia no nos iban a poder ayudar más que darle un antifebril y de esos teníamos en casa)
Vuelvo al relato. Lo despierto a Demián, le aviso que la gorda tiene mucha fiebre y él me dice: "Vamos a la guardia, yo me pido el día y las acompaño". Así fue, además del antifebril, le di un baño de agua tibia para bajarle la fiebre, la vestí, tomó la leche y Demián llamó al remis.

Teníamos que cruzar la Capital Federal para llegar al Sanatorio y tuvimos la malasuerte de toparnos con este remisero. Arrancó mal, tenía la ventanilla abierta y mi bebé volaba en fiebre, cierro la de mi lado y le pido que cierre la suya. Me responde que no funciona (What???) y cuando sube Demián nos pregunta el destino y por donde ir. Le indico más o menos camino (yo soy la que tiene más memoria y ubicación de las calles a aveces me dicen guía T, gastándome, pero el tipo es remisero lo tendría que saber!!!). La cosa es que cuando estamos yendo por Avenida Cruz se manda la primera macana, por esquivar un rastrojero y adelantarse, lo pasa por adentro (no tenía margen) y casi nos llevamos por delante unos tachos que había en el Boulevard (para los que no lo saben están por hacer el Metrobús también ahí y es un lío de tachos y otros materiales de construcción). Otra vez se me paralizó el corazón!!! Pero Muriel se había quedado dormida y no se enteró del asunto.
Ya por la zona de Boedo, quiere cortar camino y se mete en una avenida en contramano, cuando se da cuenta mete marcha atrás y dice: "A no, me equivoqué" (se equivocó? me está cargando casi se mete en contramano en una avenida!!!).
Por fin encuentra la calle Virrey Liniers. Estaba congestionadísima. Y sí, a esa hora es un caos de tránsito la ciudad. Faltarían unas diez cuadras más o menos cuando cruza un semáforo en rojo (sí, en rojo con una bebé a bordo!!!) y ahí rebalsó el vaso. Demián lo increpa: "Por favor, le pido que no cruce en rojo, llevamos una bebé". El tipo: "No crucé en rojo" (con voz de canchero). Demián se transforma y levanta la voz: "Sí, cruzó en rojo. Qué me ve cara de boludo? Por respeto debería callarse. Cruzó en rojo y me miente en la cara". El tipo: "No, sólo le contesté" (seguía en canchero). Demián: "Se mandó varias. La primera casi chocamos  contra los tachos, después se metió en contra mano y ahora cruza en rojo!!!". Demián me pregunta si estaba equivocado y yo le digo que no. El tipo: cri cri cri (silencio absoluto).  Le pedimos que nos deje dos cuadras antes, ya no soportábamos un segundo más en ese auto. Al bajarnos le pide disculpas a Demián y nosotros seguimos a pié hasta el sanatorio.

Llegamos a la guardia y enseguida la llaman a Muriel. La doc la revisa y me pregunta si iba a guardería. Le contesto que no, que la cuido yo. Me dice: "Bueno, mami tiene la garganta un poco roja, esto es viral. Se le va a ir solo siempre y cuando no tenga otros síntomas. Dale ibuprofeno si tiene fiebre y controlá si aparecen ronchas, si empieza con diarreas o vómitos. En ese caso la traes volando. Si no traela mañana a control. De todos modos le vamos a hacer un hisopado para quedarnos tranquilas."
A todo esto Muriel ya no tenía fiebre y ni bien la senté en la camilla le empezó a decir a la doc: "Guaguá, guaguá" señalando un muñequito que había colgado. Cualquiera diría que estaba delirando pero no, ella le dice guaguá no sólo a los perros si no a todos los animales. (Mi vida, me la como a besos con esa vocecita hermosa). Perdón, sigo con el relato.
Le hicimos el estudio en el laboratorio y después volvimos a casa. Muri estaba mejor y yo estaba más tranquila. Pero me pregunto (y sé la respuesta): "Alguna vez voy a estar preparada cuando mi hija se enferme, o me pongo nerviosa porque son las primeras fiebres?". Algo dentro mío me responde y me siento orgullosa de ser mamá: NUNCA.

4 comentarios:

  1. Pao!! cómo están ahora??. Te re entiendo....cuando Valen estuvo con 39 de temperatura casi me muerooooo....y al final, fue sólo eso, fiebre y nada más!!!. Pero yo sentía que mi corazón no podía soportar ver sufrir a mi bebé, que no estaba preparada para esos momentos. Y creo que como vos decís, NUNCA voy a estar preparada para eso.... sea a los 7 meses, a los 3 años o a los 20!!!. Besote. Como siempre excelente Post ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mari!!! Ya está mejor por suerte!!! Gracias por tu comentario, es cierto! Nunca, nunca vamos a estar preparadas para verlos sufrir!!!
      Me alegra que te haya gustado el post!!! Besotessssss a vos y a Valentino.

      Eliminar
  2. Pues Pao, no me dejas con muchas esperenzas, mi bebé se pusó mala esta semana por primera vez desde que nació y yo me puse a llorar de solo verla sufrir. Así que si tú todavía te pones mal, a mí seguro me pasará lo mismo.
    Un abrazo y "aguante" (como decís ustedes por allá)

    ResponderEliminar
  3. Pobrecita!!! Espero que ya esté mejor... es tan triste verlas enfermas... lamento decirte que si lloraste la primera vez, lo serán todas... es que nunca estamos (ni vamos a estar) preparadas para verl@s sufrir!!!

    Un abrazo grande para vos y tu bebota. Aguante!!!

    ResponderEliminar

Me harías muy feliz si me dejaras un comentario, che!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Seguí el blog por email