miércoles, 2 de abril de 2014

La maternidad de la A a la Z - Zigzag

Hoy es la 27º entrega de este diccionario colectivo el #azdelamaternidad. Ese que ideó Vero y que entre todxs lxs que participamos construimos. Esta Gran Obra Materna que permitió que conociera a mamás y papás, sus inquietudes y una partecita de sus almas. Con el #azdelamaternidad hice amigxs de orilla a orilla. Hoy termina una etapa y empieza otra... Sólo puedo decir ¡GRACIAS!

Z de Zigzag

"Es la última palabra. No hay palabras después de zigzag." 
Gilles Deleuze





La palabra zigzag debe su origen a la voz alemana zick zack y se utiliza para indicar el comportamiento dinámico de un objeto móvil sobre una ruta sinuosa y llena de curvas. Zigzag da idea de serpenteo (podríamos pensarlo en forma de Z) de movimiento irregular pero regular a la vez ya que su trazado es perfecto. Es decir, zigzagueamos cuando vamos de un lado al otro mientras avanzamos. 

Gilles Deleuze solía asociar el concepto de zigzag al de bifurcación, zigzag como el movimiento de un relámpago, como el recorrido que dibujan las moscas en su vuelo. El movimiento que preside a todo tipo de creación. Partiendo de este punto, él pretendía explicar que no existe la precisión como fórmula única, no hay universales sino conjuntos de singularidades. 

Recorrido- aceleración de la serie Zumbidos de Silvia Rivas

Pensemos por un momento en la maternidad. Probablemente, como fue mi caso, busquemos fórmulas durante el embarazo. Cómo tratar al bebé, cómo dormirlo, cuándo y cada cuánto alimentarlo, percentiles, los sí y los no, y podría estar toda la noche enumerando pseudo fórmulas mágicas. Todo parece indicar que existe una línea de acción, un protocolo de maternidad. Pero la cosa es diferente cuando nace el bebé. La desesperación si aquellas fórmulas no funcionan invade la escena. Vuelvo a mi caso particular, la relación con Muriel no fue como la imaginaba los meses previos a conocerla e ilusa de una maternidad rosa que nunca existió ("París y en menos de tres meses volvés a trabajar y no pasa nada, la vida sigue como siempre". "Es fácil recuperar tu peso". "La pareja sigue intacta". "A los bebés hay que "adiestrarlos" desde el nacimiento si no te manejan la vida". "¿Puerpequé?") creí rozar la locura.


Pero NO. No es ni rosa ni locura. Con el parto te rompés en mil pedazos. Cada parte dispara y tira para su lado. Deseás la existencia de una máquina de coser pedazos de persona para volver a unir las partes. Y, por si fuera poco, tardás un puerperio en comprender que la maternidad no es un universal sino un conjunto de singularidades. Que existen tantas formas de crianza como madres en el mundo. Que además de las madres están los hijos. Y que en ese caos de potencialidades se encuentran los intereses y necesidades de unos y otros. Y entonces caemos en la cuenta que la maternidad no es lineal. La maternidad es serpenteo continuo. Es choque de potencialidades. Es prueba y error. Somos ese cuerpo móvil sobre una ruta sinuosa del que habla la definición de zigzag. Transitar la maternidad supone un proceso dinámico e irregular. Por eso la maternidad no es funcional, es puramente dialéctica y como dialéctica, contradictoria. En la maternidad no sólo hay blancos y negros (como los famosos fundamentalismos intentan hacernos creer), en la maternidad hay infinidad de matices. Los ideales de maternidad son sólo eso, ideales. Hay quienes se acercan. Hay quienes, por el contrario, se alejan de ellos. Hoy elijo pelearme con esos ideales impuestos y a veces hasta con los míos propios. No siempre fui así. Hoy me acepto irregular, con mis zigzagueos de ida y vuelta. Me costó un puerperio reconciliarme con mi caos. Y acá estamos, zigzagueando porque la maternidad es transformación y movimiento constante. Y porque elijo vivirla a mi modo, o mejor dicho a nuestro modo. El que surgió del choque de singularidades, la de Muriel y la mía, pero también la de Demián.
Garabatos de Muriel - Agosto de 2013

Pensaba en los primeros garabatos de Muriel. Antes de los intentos de círculos que esboza ahora, ella dibujaba zigzags que traspasaban la hoja por la presión de la birome. Zigzags irregulares como el trayecto de las moscas. Irregulares como las relaciones en general. Y por qué no, como nuestra relación particular madre-hija-padre que todavía es reciente pero tiene por delante un largo camino...


La Z es la última letra de este diccionario por y para Muriel. No hay nada más allá de la Z que a su vez precede a la creación del propio diccionario.



22 comentarios:

  1. Este Zigzag me ha recordado a aquel Laberinto que habías escrito ( y a aquel Meandro de Bego). La maternidad, al igual que la vida, NUNCA es una camino en línea recta!! Esquinas agudas, curvas sinuosas, callejones cerrados, paseos en círculo... si todo fuese liso y llano pienso que poco aprenderíamos y maduraríamos. Este zigzag mareante nos ayuda a crecer y ser mejores, seguro. La clave está en no perder de vista la meta (aunque sólo la podamos divisar a lo lejos), el objetivo que queremos alcanzar.
    Bueno, que me enrollo. Me ha encantado este post, los garabatos de Muri y la nueva imagen de tu blog, con ese hermoso Arco Iris!!!
    Muchos besos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isa! Sí, hay conexión con mi Laberinto y el Meandro de Bego. Creo que la maternidad no es algo dado, se hace camino al andar y justamente ese camino no es cosa sencilla. Pero lo que más me interesaba rescatar era el choque de potencialidades singulares. Digo, el camino lo hace ese choque, por eso no todos los caminos son iguales aunque todos conduzcan a Roma...
      Gracias por estar siempre, por tus comentarios que siempre me ayudan a repensar lo escrito para darle otra vuelta de tuerca. Me encanta que te gusten los garabatos de Muri y la nueva imagen del blog! GRACIAS TOTALES, che!
      Besos muchos ;-D

      Eliminar
  2. Primero: que lindo el nuevo diseño del blog, te confieso que me gusta mucho más que el anterior, es muy fresco, alegre y acogedor.
    Segundo y no menos importante, me encanta tu post de Zig-zag y yo lo voto (desde aquí no más... desde mi opinión) como candidato a representar la Z en el diccionario. ¿Qué te parece? Le has dado una vuelta muy fresca a la palabra y has tratado, como siempre, temas fundamentales con la inteligencia y agilidad verbal que te caracterizan :)

    Un beso desde Budapest

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amiga! Cuando abrí el blog no tenía idea de diseño y salió al tun tun. Pero pienso que este diseño que surgió dibujando arcoíris para Muri (es fan de los arcoíris) con el memo, tiene más que ver con nosotras.
      Me encanta que te haya gustado zigzag y que lo votes, lo escribí una noche de insomnio luego de haber visto una serie de entrevistas a Gilles Deleuze por youtube, pensé que su definición de zigzag tenía mucho que ver con mi visión de la maternidad...
      Un beso grande desde Buenos Aires

      Eliminar
  3. Pao!

    ¡Muy guay el nuevo diseño! Coincido con Madrexilio :)

    Respecto al Zig Zag, pienso que la propia vida es así, tal y como tú describes la maternidad. Es un camino que en realidad nadie nis dijo que fuera llano y recto. Simplemente hay que vivirlo y a veces cambiar el rumbo. Unas veces por obligación, otras porque nos dejamos llevar, otras porque... Sí. Lo peor que podemos hacer en esta vida es idealizar nada. Hemos de VIVIR las cosas. Sentirlas. Que de eso se trata a fin de cuentas.

    Un besazo preciosa mía. Un placer haber recorrido este largo camino por la maternidad contigo y el resto. Porque he aprendido y reflexionado mucho con vosotras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Vero! No puedo estar más de acuerdo, che! Que bueno que te guste la nueva cara del blog ;)
      Me encanta haber recorrido este camino con vos y con cada unx de los que pasaron por acá. De todxs me llevo un pedacito. De todxs aprendí algo nuevo. Eso es lo lindo de compartir una experiencia colectiva. Gracias desde la primera visita a mi blog y por cada comentario... jajaja estaba pensando que tu cumpleblog viene con una Yapa llamada Xabi. Un año ya.
      A cuidarse, che!
      Besazo grandote ;)

      Eliminar
  4. Hola linda.. Tienes toda la razón.. bueno no puedo opinar mucho de la maternidad como tal, ya que toco mi puerta durante poco tiempo. Lo que si es que creo que la vida en general es un Zig Zag, en mi caso entre el zigzagueo del embarazo, mi linea se fue completamente hacia un lado y no siguió avanzando. Leerlas a ustedes me hace añorar más la maternidad, así con todos sus altibajos, así con todas las dudas, con todo el ajetreo que describen... Pero principalmente con toooodo el amor que cada una expresa por sus hij@s... espero poder conocerlas a pesar de haberse acabado el carnaval. Ya que me inicie tarde, me pondré al día leyendolas desde el inicio. Besos para ti y Muriel... y que Dios los bendiga siempre... :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Elena! Bienvenida al blog ;)
      No te preocupes por llegar tarde, vas a ver que pronto te acomodás. Espero que pronto, muy pronto se cumpla tu sueño. Vas a ver que la vida te da revancha!
      Te mando un besote muy grande y gracias, de nuevo!

      Eliminar
  5. Ay, mi torrenta!!!! Cada entrada en el Az que haces, es simplemente un regalo para los ojos y una caricia para el alma. Porque no puedo estar más de acuerdo con tu visión de la maternidad como ese zigzag que nace de un auténtico "quiebre", que nos lleva en volandas serpenteando e improvisando sobre la marcha "ensayo-error" ... con todos los matices que conlleva. Porque hay quien no entiende de grises, y eso sólo da lugar, como dices, a posiciones encontradas, separación y distanciamiento.
    Un abrazo giganteZ!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vero!!! Que lloro. Me pone contenta que te gusten mis AZ. Cuando empecé a participar no tenía idea de lo que iba a escribir, fue brotando como el agua de las montañas. Eso es lo lindo de este diccionario, todxs los que participamos nos inspriramos para plasmar un pedacito de nosotrxs en cada post... Todavía me faltan dos, a ver si antes del 10 la musa toca a mi puerta (si es pauli, mejor).
      En la maternidad como en todos los aspectos de la vida, hay una enorme paleta de colores. ¿Por qué quedarnos sólo con el blanco o negro? Por algo siempre me llamaron "colorinchera", che! Pienso que en la diversidad está la riqueza. "Serpenteamos e improvisamos sobre la marcha" como vos decís. GRACIAS por todo!
      Un abrazote súper gigante!!!

      Eliminar
  6. Me encantó, Pao! Re identificada. Aún me pregunto cuánto tarda la recuperación. ¿Cuándo volveré a tener todos "los pedazos cocidos"? Pero sí, mi maternidad también es un ida y vuelta, subidas y bajadas, aceleración y marcha atrás... y así seguimos aprendiendo...
    Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puf! Yo estoy todo zurcida con una overlock, che! Pero todavía me quedan algunas partecitas por unir... La maternidad es puro vértigo, como si manejáramos en una ruta muy sinuosa con precipicios. Pasamos por todas las emociones, nos contradecimos, cambiamos. Es increíble cómo nos cambia el estado de ánimo y cómo vamos creciendo.
      Gracias por pasar a visitarme, genia!
      Besotes rioplatenses ;)

      Eliminar
  7. Que chulo lo de que las relaciones son como el zig-zag, o cómo tu relacion con tu hija, es tan gráfico. Hacia mucho que no te comentaba, lo cual no significa que no te lea. Te ha quedado muy chula la cabecera nueva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay! Que lindo que me visites, che! Gracias miles por estar ahí, del otro lado. Me alegra que te haya gustado el post y la cara del blog!
      Un besote enorme ;)

      Eliminar
  8. Pao, qué delicia volver a leerte, con tu sabiduría y tu dulzura argentina, con tu prosa bella y poética, con tus verdades que son como templos, los míos también, con tu buen corazón impregnándolo todo. Que bonita entrada y qué bien que hayas sido capaz de acabarlo.

    Yo, tristemente, me quedé seca de inspiración entre tanto avión y tanto zig zag entre Francia y España. Me da mucha pena, supongo que algún día me volverá la musa y quizá lo acabe.

    Grande Pao, me encantas, lo sabes y te quiero amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bego! El blog sonríe con tu visita, te extrañábamos. Gracias por cada palabra, por el cariño que es mutuo. Me pone contenta que te haya gustado y me da tristeza que la inspiración se haya tomado vacaciones, me encantaría ver tu diccionario terminado. Es tan bello. Siempre me emocionás.
      GRACIAS siempre. Te quiero, amiga!

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Awww volví a la infancia con el arcoíris, che! ;D

      Eliminar
  10. Pao! sabes que también por un momento consideré el zig zag para la letra Z de mi diccionario, pero mejor que no lo hice porque no me hubiera quedado tan bien plasmado como este :)
    Yo también he sentido, luego de un puerperio de dos años, que los pedazos han vuelto a unirse y en mi caso, han logrado formar una nueva yo, más fuerte, más madura y menos drama queen que la anterior.
    Antes de ser mamá, pensaba que todo era posible planearse, y que podía dibujar un camino recto, carente de zig zags y oh, por Dios, desde que tengo a mi niño conmigo he aprendido que la maternidad implica saber improvisar in situ, en esos mismos zig zags que tanto él como las circunstancias dibujan en nuestra vida.
    Excelente reflexión Pao. Felicitaciones!
    Diana
    Pd. El nuevo arco iris que da vida a tu blog está más que lindo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga, gracias por este comentario, che! Cuánto en común tuvieron tu maternidad y la mía y a la vez, cuántas diferencias propias de nuestras singularidades... Yo también pensaba que todo tenía UN método y lo que descubrí después es que el método lo construimos en el día a día zigzagueando entre muchas dudas y pocas certezas, entre mucho llanto y poco sueño, un día nos damos cuenta que funcionamos bien a nuestro propio modo, zigzagueante y contardictorio pero no menos válido!
      Besotes enormes, Diana ;D

      Eliminar
  11. Zig-zag es una palabra que me encanta, una brillante solución para la Z y una representación muy gráfica de los altibajos extremos que las experiencias potentes como la maternidad producen en nosotros.

    También encuentro que es un gran post resumen. Nos recuerdas el drama y la alegría, la decepción y la emoción el inicio y el fin de este carnaval... Una entrada muy bella e inteligente, como siempre. :-)
    Besito.

    ResponderEliminar
  12. Es una elección maravillosa, como maravillosa eres tú, por auténtica y por tu sensibilidad tan especial... Zigzag sugiere altos y bajos, ascensos y caídas. La maternidad es justamente eso... Aciertos y errores, un camino sinuoso pero siempre largo y emocionante. Zigzagueante es también la línea de la vida, la medición de los latidos de nuestro corazón.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar

Me harías muy feliz si me dejaras un comentario, che!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Seguí el blog por email