martes, 19 de noviembre de 2013

El silencio de los inocentes

Camila abrió la puerta. La casa estaba en silencio. En la mesa de la cocina había una nota de su madre: "Me fui a comprar tela a Once, te dejé comida en la heladera. Mamá".
Su día en la escuela no había sido muy bueno. Le habían entregado el boletín de notas y todos eran aplazos. 
Sin ganas, encendió la hornalla de la cocina y puso a calentar el guiso que había dejado en la heladera su madre. El almuerzo fue eterno, le costó tragar cada bocado. 
Miró la hora, casi las 2 de la tarde. Dejó de comer. Comenzó a temblar como una hoja. 2:15. Escuchó el motor del auto. El sonido de la alarma. Los pasos. La puerta. Otra vez los pasos. El corazón acelerado. La sombra. La sorpresa anunciada por la espalda. Las enormes manos de su padre sobre sus hombros deslizándose hacia sus pechos apenas incipientes. El terror. La soledad. El desamparo y lo inevitable.



19 de noviembre: Día Mundial para la Prevención del Abuso del Niñ@

Según UNICEF cada hora de cada día 228 niños y niñas son explotados sexualmente en America Latina y el Caribe. En Argentina los datos son alarmantes, sólo en la Ciudad de Buenos Aires, en el año 2012 se denunciaron 540 casos de abuso sexual en la niñez.

Cifras del abuso sexual en la niñez recolectadas por el equipo de la lic. Eva Giberti

Frente a esta situación, la aplicación de la Ley de Educación Sexual es imprescindible para el cuidado del cuerpo de niñas y niños y el primer paso para prevenir el abuso infantil.

Porque en la sexualidad radican las marcas características que constituyen a las personas como varones y mujeres, tanto en el plano biológico como en el psicológico, cultural y moral. La sexualidad el eje de nuestra evolución individual y de nuestra inserción en la sociedad. Hablar de educación sexual es hablar del presente y del futuro del hombre (varón y mujer).

La realidad existe según se nombra. El lenguaje es el límite de nuestro mundo, por lo tanto "lo que no se nombra, no existe".Es imperioso entonces que hablemos de sexualidad, que hablemos de abuso, que hablemos de maltrato. Cortemos el tabú social que nos tiene atados, callados. Cuidemos a nuestros hijos e hijas. La educación sexual empieza por casa. Denunciemos el abuso y el maltrato. 

Por el efectivo cumplimiento de la Ley 26.150. Programa Nacional de Educación Sexual Integral. Por una infancia y adolescencia sanas y plenas.

¡Si el presente es lucha, el futuro es nuestro!

6 comentarios:

  1. Oh, Dulci... Gracias. Gracias por esto. Por el desgarrador y tristemente real relato, por abrirnos los ojos a golpe de emoción, información y datos.
    Es una realidad terrorífica y hoy todos deberíamos hacer como Veri y tú, alzar la voz y condenar uno de los peores crímenes que existen: arrebatarle la infancia a un niño, el maltrato infantil en cualquiera de sus formas. Muy grande, Pao.
    Te quiero, cheeeeeee!!!

    ResponderEliminar
  2. buuuffffff. En 13 líneas y una foto lo has dicho todo.

    ResponderEliminar
  3. que fuerte es!!!!!! pero que importante que sepamos todos lo que puede llegar a pasar por la mente de un niño, o sentir lo que siente.

    un besete

    ResponderEliminar
  4. Madre mía, que datos más alarmantes!!! Los niños son niños, son los más vulnerables, nunca, jamás, se debería abusar de ellos. No puedo entender como hay gente capaz de hacer estas cosas.
    Muchas gracias por abrirnos un poquito más los ojos.
    Muak

    ResponderEliminar
  5. Nena... Entre Vero y tu me habéis dejado ploff!!!
    Que triste y que bien narrado!!

    Besazo

    ResponderEliminar
  6. Sólo se me ocurre una palabra: escalofriante. No puedo pensar en este tema sin que se me haga un nudo en la garganta. A ver cuándo la sociedad cambia de verdad, para bien!!!
    Un biquiño.

    ResponderEliminar

Me harías muy feliz si me dejaras un comentario, che!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Seguí el blog por email