miércoles, 13 de noviembre de 2013

Panfletos


El mundo se divide, sobre todo, entre indignos e indignados,
 y ya sabrá cada quien de qué lado quiere o puede estar...

Eduardo Galeano






I

No encajamos en este mundo de fábula
Al que, dicen, estamos? “predestinados”.
Sangramos, parimos, morimos de a partes
y dejamos la vida por ganarnos un trozo de pan

II

Alguien dijo alguna vez que todo ideal
carga heridas selladas a fuego en el alma
porque el que sueña lucha sin calma
por trasformar este mundo desigual.

III

Lo único palpable, la única verdad:
es la escasez, el hambre, la pobreza.
Desde la cuna mamamos la falsedad,
la patraña de una vida de riqueza
que lo único que genera es mezquindad.

IV

¿Gloria para quién? No existe el cielo
sino la tierra sudada y la propiedad privada,
robada, saqueada, despojada, estafada.
Romperse el lomo por pequeñas migajas…

V

Borcegos y palos, “mano dura”―exige la chusma
Mientras no toquen mi culo y mi quinta
Que me importa el que mendiga
“hay que matarlos a todos” ―agitan
y así se termina este estigma!

VI

Seguridad no es amparo, no es asilo.
No es abrigo, refugio, ni es sostén.
Seguridad es “garantía”,
Tranquilidad entre cercas y muros,
es inmunidad de los pocos
y rechazo hacia los muchos.

VII

Que paguen los infames, los explotadores
Que paguen los genocidas que destruyeron
Y desaparecieron miles de sueños,
que paguen los hijos de puta
que robaron la identidad de tantos nietos
Que paguen por la violación de cada derecho
Que paguen por la marginación y la exclusión
de ayer y de hoy
QUE PAGUEN!



3 comentarios:

  1. Pao, comparto tu indignación y tu enfado, máxime día como hoy en el que tengo motivos para indignarme con Dios...el poema es fabuloso en la forma y el fondo...me hace tanto bien leerte.
    Un beso gigante

    ResponderEliminar
  2. Pao!!! Que gran poema!!!
    Crítico, indignado, pero respetuoso!!
    Como siempre sos muy grande!!

    ResponderEliminar
  3. Un poema que bien podría ser el manifiesto de MOVÁMONOS Y CAMBIEMOS EL MUNDO, empezando por nuestro propio e individual universo. Porque no se trata de salvar nuestro culo, sino de moverlos y evitar que la grasa del egoísmo inmovilista nos convierta en una informe masa enquistada.
    Ambas somos indignadas, inquietas e inconformistas por naturaleza. Sufridoras, sí, pero nunca indignas de nuestros valores y convicciones. ARRIBA!

    ResponderEliminar

Me harías muy feliz si me dejaras un comentario, che!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Seguí el blog por email