viernes, 29 de noviembre de 2013

La dama de las camelias, en #CinemaParadiso

Llegó la hora de la tercera entrega de #CinemaParadiso y como anunció la jefa, Mamá Nenúfar, en este post, hoy tengo el honor de presentarles una gran película que vi de muy chica con mi abuela y que después de 22 años vuelvo a ver para este genial carnaval de los clásicos del cine, se trata de:





La dama de las camelias (Camille) es un film de 1937 protagonizado por "la divina" Greta Garbo y el "hombre del perfil perfecto" (y además leonino) Rober Taylor (Ay... Armandoooo se oye un suspiro morado); y dirigido por el "gran director de actricesGeorge Cukor, el mismo que unos años después dirigiría la inolvidable Lo que el viento se llevó.



Sinopsis: 

Armando Duval (Robert Taylor), un joven de la alta sociedad parisina, se enamora perdidamente de Margarita Gautier (Greta Garbo), reconocida y muy cotizada cortesana, quien corresponde sinceramente a este sentimiento. Olvidándose de esas
circunstancias que los rodean, Armando y Margarita se entregan por completo a ese amor sin importarles el escándalo que este genera. Pero el padre de Armando, a espaldas de su hijo, arruinará sus planes.


Crítica seria (?):

La acción tiene lugar en París y la campiña francesa en 1847/8. Narra la historia de la bella cortesana, Margarita Gautier (Greta Garbo), que vive en París desde hace 6 años y se relaciona con personajes de la alta sociedad. Ella enferma de tisis (tuberculosis) y encuentra el verdadero amor y la redención en Armand Duval (Robert Taylor). La película es uno de los dramas románticos más sobresalientes del cine y una de las mejores interpretaciones de la Garbo. La ambientación y escenografía a mediados del XIX aportan un interesante retrato del mundo ocioso de la época. Los decorados destacan por la elegancia y el acertado espíritu romántico que los inspira. Sirven a la cámara para crear composiciones de gran belleza visual y constituyen un elemento capital en la generación de la atmósfera absorbente, gratificante y muy sugerente. Pese a sus elevados ingresos, Margarita vive en una situación económica de agobio y deudas, a causa de su afición a las fiestas, vestidos, joyas y objetos de arte. Cuando luce en el cabello o en el vestido una camelia blanca, anuncia que está disponible, de ahí el apodo "la dama de las camelias". 

Son escenas emblemáticas de la película el baile de la polka, la visita del padre de Armand a Margarita, los paseos de los amantes por el campo, la marcha a toda prisa de Margarita hacia el lugar del duelo y la escena final.


La banda sonora la componen fragmentos de valses y marchas vienesas, polkas y otras composiciones de clara extracción romántica. A la vez que incluye algunas canciones populares. 






La fotografía exalta la belleza de la actriz con habilidad y magníficos resultados. "La divina" luce especialmente preciosa.  Se hace uso de luces naturales, lámparas de velas, candelabros e iluminación adicional con focos. El film consigue unas imágenes ricas en sombras. Combina negros profundos y brillantes con blancos intensos sobre fondos grises. La narración visual es una de las mejor conseguidas de la filmografía de la actriz. 

El guión se centra en el relato de un amor profundo y desgarrador. El amor de Margarita por Armand es tan grande que no duda en sacrificarlo por el bien de él. La interpretación de Greta Garbo (31 años cuando se rodó la película) es magistral y una de las mejores de su carrera. Es meritoria la intervención de Robert Taylor con tan sólo 25 años. También lo son las participaciones de Lionel Barrymore (Gastón) y Henri Daniell (Barón de Varville), este último muy acertado en el papel de aristócrata desairado y pérfido. La dirección se encomendó a Georg Cukor, especialista en conducción de actrices. Ambos volverían a coincidir en la última película de la diva, La mujer de dos caras (1941)

A veces el dramatismo se impone de manera paroxística en la película y llega a exasperar al espectador. La dama de la camelias sobrepasa el umbral del romántico para llegar al nivel desesperante por momentos. Pero sin duda estamos hablando de una de las obras culminantes del drama romántico clásico. La escena final es una de las más románticas y tristes de la historia del cine. (sí, soy mala y la voy a compartir, pero todo aquel que conozca la novela sabe cuál es el final de Margarita Gautier)...

 


Fue un film de gran éxito y amplia resonancia en su momento. Como película de época, ha mantenido su vigencia y su vigor.


Las cortesanas en siglo XIX

Las cortesanas eran mujeres objeto al servicio del placer de los hombres y esclavizadas a ellos para mantenerse. Prostitutas de lujo, damas de compañía o cualquiera que fuese su denominación, lo cierto es que constituían, mal que les pesara a las gentes "respetables", una parte inseparable de la alta sociedad, llevando un tren de vida excesivo dedicado a agradar a hombres adinerados y de buena posición, de los cuales dependían para poder seguir viviendo a todo tren. Para la sociedad de aquel momento ellas eran unas "perdidas", formaban parte de ese submundo "no respetable", y estaban señaladas por un estigma que no se borraría nunca, sobre todo porque las personas "respetables" insistían en tratarlas como a objetos y les cerraban completamente las puertas a la posibilidad de dejar ese mundo frívolo.

Todas ellas tenían que ser alegres como pajarillos, vestir fastuosamente y ser avispadas en el arte de entretener y seducir. El cerebro y el corazón eran dos cosas que una cortesana “no debía” usar.
Excepto Margarita Gautier.
Ella (como todas) tiene cerebro, y corazón. Pero comete el “error” de darles rienda suelta:
Por un lado, es consciente de la vacuidad en la que se mueve. Sabe que no hay felicidad posible para una cortesana más que la que se fundamenta en cosas banales, y ella lo admite con amarga conformidad. Se da cuenta de que está atrapada en un mundo frívolo.
Pero a la vez es capaz de sentir compasión. Y su corazón le permite ablandarse ante el amor que se le ofrece, romper las cadenas y soñar que puede ser libre. Ella también puede amar. Y lo hace profundamente.

Cuando ella está a la vuelta de todo, brillante, seductora y disimuladamente infeliz reina del círculo de cortesanas, aparece un joven que mira directamente a su corazón. Él no ve a la dama de compañía, a la frívola mujer de sociedad. Ella soñará con una oportunidad, la que nunca ha tenido. Soñará con salir de ese círculo vicioso de fastos, hombres que la desprecian, dinero y deudas, dejarlo todo y abandonarse al amor que siente por primera vez, experimentarlo antes de que la tuberculosis que padece la lleve a la tumba. Pero la sociedad "respetable" se confabula para tratar de impedirle hacer realidad sus deseos. La barrera se cierra implacablemente. Y sus ilusiones se hacen pedazos...

Frases inolvidables:

"No soy ni lo suficientemente rico para amarte como quisiera ni lo suficientemente pobre para amarte como tu quieres."

"Nunca seremos nada el uno sin el otro"

"Si tu no puedes hacerme vivir qué va a hacer él (por el médico)"


"Tal vez sea mejor que viva en tu recuerdo, donde el mundo no me vea y si muero no manchará nada nuestro amor"


Me gustaría que sumaran más frases en los comentarios si las recuerdan ;-)

Curiosidades: 

Dirigida por Cukor, se basa en La dame aux camélias, de Alejandro Dumas hijo, fue llevada al cine previamente en tres oportunidades: 1911 por André Calmettes, en 1921 por Ray C. Smallwood y en 1934 por Ferdinand Rivers. Camille de Cukor obtuvo una nominación al Oscar (actriz principal) y ganó el premio NYFC (actriz principal).


El director George Cukor contaba en una entrevista reproducida por John Bainbridge, en un libro biográfico de la Garbo: “Mientras filmábamos “La Dama de las Camelias”, Greta Garbo hablaba muy poco con Robert Taylor fuera de la ficción. Se mostraba cordial, pero distante con el actor. Tenía que forjarse la imagen de que él era el hombre ideal y sabía que si comenzaba a frecuentarlo y anudar una amistad, se encontraría finalmente frente a otro buen muchacho y nada más”. Así para trasmitir la ilusión del gran amor al público, la propia actriz se envolvió en una cortina de ilusión, para no perder la imagen del amante ideal y poder proyectarla a los espectadores, tal y como sucede, aún hoy día, cuando uno ve por primera vez La Dama de las Camelias.


La novela de Dumas evoca un hecho real: su relación con la cortesana Marie Duplessis. Cuentan las malas lenguas que Marie Dluplessis (cuyo nombre real era Alphonsine Plessis) tuvo muchísimos amantes entre la clase adinerada de París. Uno de ellos fue Alejandro Dumas hijo, con quien sostuvo un romance que duró once meses, entre septiembre de 1844 y agosto de 1845 y que terminó por dejar muy endeudado al escritor. Su muerte en 1847 dejó muy tocado a Dumas (dicen, el dolor más grande que sintió) y fue el puntapié para escribir La dame aux camélias.





La historia también fue inmortalizada por Giuseppe Verdi en su ópera "La Traviata" (Violeta Valery es la encarnación italiana de Margarita Gautier). 

En Argentina fue llevada al cine en 1953 por Ernesto Arancibia con el nombre La mujer de las camelias y protagonizada por Zuly Moreno y Carlos Thompson. 
La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina le otorgó al filme el premio Cóndor Académico a la mejor película de 1953 y galardonó a Ernesto Arancibia como el mejor director, a Zully Moreno como la mejor actriz y a Antonio Merayo como el mejor director de fotografía.




Mario Moreno Reyes más conocido por "Cantinflas" realizó una parodia de la Dama de las camelias en su película El extra (1962). Acá les dejo las escenas en video:



 


La verdadera Dama de las camelias

Alphonsine Plessis nació en Nonant-le-Pin, Orne, el 15 de enero de 1824.
Prostituida por su padre desde los 12 años de edad, a los 16 se convirtió en una de las cortesanas más cotizadas por su gran hermosura, haciéndose llamar Marie Duplessis.
Tras una infancia marcada por la miseria, el hambre y la violencia, a los 15 años llegó fortuitamente a París. Tan sólo unos meses más tarde, era ya la mujer más bella y cotizada de toda la ciudad: acababa de nacer Marie Duplessis.
Considerada como la reina de las cortesanas, la más hermosa, la mejor vestida, la divina, en definitiva, supo aprovechar su corta vida. Esbelta y pálida, poseía una belleza etérea:"... era grande, bien formada, de pelo negro y rostro rosa y blanco. Tenía la cabeza pequeña, de largos ojos como una japonesa, pero vivos y finos, los labios rojos de cerezas y los más bellos dientes del mundo...”.

Si alguna vez tenés la oportunidad de viajar a París dicen que en el Cementerio de Montmartre, a quienes piden ver la tumba de La Dama de las Camelias, el guardián los conducirá a un pequeño monumento cuadrado, con una corona de camelias blancas artificiales selladas en el mármol blanco, que lleva escrito:
"Alphonsine Plessis” y la leyenda: “El arte es divino, crea o resucita..."

Me llamó poderosamente la atención descubrir que, a partir de la historia de Marie Duplessis plasmada en La dame aux camélias, la "belleza margaritoide" o facíes "margaritoide" corresponde a la antigua semiología que encontraba belleza exótica en tuberculosas jóvenes quienes, a la palidez y aspecto aporcelanado de la piel de la cara, agregaban ojeras marcadas y ligero exoftalmo de cuadro subfebril. Dicen que Margarita Gautier fue EL símbolo de las jóvenes que padecieron "la enfermedad de la languidez".


Temas de la película:

El amor es el tema central de la película sin embargo es un amor desdichado atravesado por los siguientes subtemas:

La prostitución representada en Margarita Gautier y su entorno. La dicotomía entre la avaricia, lo superfluo, la buena vida, el interés y el amor desinteresado e incondicional.
La abnegación de la protagonista que sacrifica su felicidad por amor.
Los prejuicios sociales de la época frente al amor de una cortesana y un aristócrata. Aunque ciertos prejuicios se mantienen hoy día.
El lugar de la mujer. La mujer mundana como objeto decorativo en la noches de juerga de los jóvenes de la aristocracia.

Hilando fino se trata de la denuncia de la hipocresía y los prejuicios sociales de una sociedad que condena públicamente la prostitución, pero la justifica en privado. A todo ello, se contrapone la posibilidad de redención por el amor y la capacidad de entrega y sacrificio del que da prueba Margarita por el amor verdadero que siente hacia Armando.

Claramente la enfermedad de Margarita Gautier puede leerse como una metáfora cultural, social y política de aquella sociedad parisina, con sus usos y costumbres.


Comentarios y guiños:

Después de haber visto La dama de las camelias con mis queridas compis peliculeras, saco las siguientes conclusiones:

La Garbo preciosa y es una de las mejores actrices de la historia de Hollywood pero su risa y su llanto en Camille son de cotillón. Aunque creo que su actuación (dentro de lo que cabe) es magnífica e inolvidable, che. Todo hay que decirlo.
Armando (Robert Taylor) está más bueno que 100 tarros de dulce de leche Chimbote + 100 de nutella y si no preguntenle a la morada (Ay... Armando). Conozco unas cuantas a las que se le cayó la bombacha al verlo... (yo incluida, ejem)
El suegrito un copado, che! Gracias por venir, gracias por aguar la fiesta!!!
Olimpia tiene que conseguirse un estilista a la de YA... Su vestuario da calambres!!! Al parecer la pobre vivía siempre en Halloween o Carnavales...
Prudencia es flor de viva, buchona y zorra. Más que amiga es una vividora, parásito resucitado. Y encima chorra. Los nervios de punta me puso esta mujer! Maten al mensajero!!!
El Barón es un desabrido, más fiero que chupar un clavo, más seco que lengua de loro. No la quiere, para él ella es un adorno, un objeto por el que paga y a la que abandona cuando ya no le sirve. Un ser despreciable y egocéntrico.
Nanín, la criada, una genia! Incondicional hasta el final.
Gastón resultó ser, "dentro de lo que cabe" a su posición acomodada, un amigo leal.
El final es para "alquilar balcones" como diría mi abuela. Lloré como una condenada... (Ay... Armando que tarde llegaste, che).
Hay corsé y encorsetamiento a troche y moche... para vestir, para oprimir, para objetivar... y para colorear (es cine en blanco y negro). 

En definitiva, creo que es una muy buena película, una verdadera joyita del cine de los años 30. Gracias Lois, por encomendarme esta tarea... Me encantó.

Por otro lado, no hay nada como haberla compartido con las "peliculerAZ". Ya estoy preparándome para la sesión doble de Lo que el viento se llevó (próximo film).

Por eso, a vos. Sí, a vos que estás ahí leyendo. Te invito al cine 2.0 y a participar de #CinemaParadiso ¿Qué estás esperando, che?


****


Si te las perdiste, también podés leer las dos primeras participaciones de #CinemaParadiso:

La fiera de mi niña por La morada de Nieves


Cautivo del deseo por Trimadre a los 30



#CinemaParadiso es una iniciativa de Mamá Nenúfar para despertar el gusto y el interés por el cine clásico. 
Cada quince días se elegirá una película, y los participantes podrán dejar sus comentarios o abrir debate en el blog propuesto para desarrollar la crítica.  ¿Te animás a ir al cine 2.0. con nosotras?




8 comentarios:

  1. Ohhh Paolitaaaaa!!!!!!!! che cuando me dijiste que te había quedado largo casi me da un parraflús, pero no fue para tanto!! Chica has encontrado información a cascoporro!!! me he quedado flipando en technicolor....hasta la tumba de la verdadera dama has encontrado!!!!
    Tengo que decir que de las pelis que llevamos, a mi es la que más me ha gustado (lo siento Mildred quedará en el más recóndito rincón, porque hasta Susan la ha desbancado). Los vestidos me hacían chiribitas en los ojos oooh queridas que boniiiiiiiiiiiiiitismos!!! A mi Armand, me parece guapo, pero no...ay........Armando. Ella...espectacular (sin lloros ni risas plis)
    Prudencia....ay borracha!! meticona malamiga, al contrario que Gastón....
    Yo como soy más ñoñi que vosotras, no se ver leer tanto entre líneas (pero ya me hace bien que lo hagáis vosotras y me lo contéis jajajaja) lo de las metáforas no es lo mío.
    Lo dicho, que me ha encantado la peli, la ambientación, la música, Armando, Margarita, los vestidos.....y TU POST!!
    Has estado de Oscar chati ;)
    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jefa! Pensé que te iba a fallar pero saqué tiempo de no sé donde para escribir el post! Me apasionó la historia que había detrás de la película y no me quería perder la crítica.
      La ropa era preciosa y la Garbo, muy bellísima. Jajajaja a Armando lo hacía más fachero el hecho de morir de amor por ella no?
      Gracias nena! Que te haya gustado para mí es un honor!!!

      Besazooooooooos

      Eliminar
  2. Madredelamorhermosoooooooo!!!!! Ya sabía yo que lo ibas a bordar, volcana míaaaaaa!!! Si fue un placer ver la película junto al resto de Peliculeras, aún lo ha sido más leerte. No has dejado puntada sin hilo, es la crítica más completa que jamás he leído, BRAVOOOO!!!!!!!
    Sólo me has dejado (y gracias, AFU, AFU...) la parte en la que comentamos el simbolismo en el nombre de la dichosa (con perdón) PRUDENCIA. A mí me pareció toda una crítica velada y soterrada a ese mundo representado por esa encorsetada mujer; la prudencia como las cadenas morales que nos impiden hacer lo que verdaderamente deseamos. Ains, Paoooo... Qué bien lo has hecho, jamiaaaa!!! Y es que siempre resulta GRATO disfrutar del GARBO que demuestras escribiendo, corazón mío, jajajaja.
    Un abrazo y un montón de besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luciiiiiiii... gracias, che!!! Yo la pasé genial viéndola con ustedes a pesar de mi teléfono tildado. Esa parte la dejé especialmente para vos jajajaja. No, en enserio. Me parece una muy buena lectura... Porque Prudencia siempre estaba ahí para recordarle quién era y de donde venía. Tal como la sociedad parisina de aquella época para con las mujeres cortesanas. Pura hipocresía.

      Gracias reina morá!!!! Me pone contenta que te haya gustado!!!

      Otro abrazote y mil besos

      Eliminar
  3. Y queréis que yo haga una crítica también? Vamos hombre, que os reís de mí, y más después de leerte Pao...has estado sublime hija mía, has encontrado información de todo. Deberían publicarla en una revista de crítica de cine, porque olé tú.
    Me ha gustado leerte por que además de todo, he visualizado cosas que no me habían quedado claro o no había sabido ver.
    A mí también me gustó mucho la peli y disfruté con ella, los vestidos, la vida de alta sociedad en aquel momento y Armandoooooo...me encantaron, menos Olimpia, que como bien dices, necesita un "personal shopper" a la de ya.
    Genial Pao, te felicito y un placer leerte.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Noe!!! Sos exagerada, che! Yo creo que vos harías una crítica genial!!! A ver si en enero te toca ;-D
      Mil gracias por tu comentario. A mí me encantó compartirla con vos y las chicas... que risa!!!
      Un besazo genia! Gracias de nuevo, sos un sol

      Eliminar
  4. Ay, dios mío de mi madre y madre del amor amorso!! Pero Pao, hija.. te han dicho alguna vez que vales para todo?????? o_o
    Me dejas literalmente ANONADADA!
    Yo es que habría sido incapaz de hacer una crítica tan profesional ni aunque me tirase con el intento dos semanas... madre mía. Me ha encantado leerte, de verdad, Casi más que la película.
    Sigo pensando que el cine clásico no está hecho para mí. Lo mejor de esta iniciativa desde mi punto de vista es lo ratos tan estupendos que paso viendo las pelis con vosotras y leyendo después los posts.
    La peli para mí fue mejor que la anterior, pero tampoco para echar cohetes. Veo las historias de amor algo trasnochadas, afectadas, sobreactuadas, y creo que por eso no acaban de llegarme. Sin embargo, al leer tu post he sentido que muchas incógnitas de la película o cosas que me habían pasado desapercibidas, se han revelado ante mí... Quizá es que no tengo la mirada preparada TODAVÍA para disfrutar del cine clásico.
    Con vuestra ayuda, quizá lo consiga algún día!!
    La parte final MARAVILLOSA, todavía me río con tus síntesis de los personajes, jajaja
    Un besazo torrenta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vero, otra exagerada jajajaja. Más que valer para todo soy una ñoña (nerd en argento) y me pongo a investigar detalles que a nadie le importan. Eso me dice siempre Demi, que me voy por las ramas por prestar atención a los detalles jajajaja

      A mí el cine clásico me gusta, pero no todo. Mis películas preferidas son Citizen Kane y Casablanca. Pero además me gustan mucho las de Hitchcock y las de Los Hnos. Marx!
      Yo también creo que lo mejor es pasar el rato juntas y comentar las películas mientras las vemos! Las historias de amor antes me llegaban más, pero ahora años después vuelvo a verlas y las noto tan forzadas e idealizadas... lejanas a la realidad, que me tiento de risa. Aunque no puedo negar que el final me robó varias lágrimas. Soy llorona, qué le voy a hacer!
      Gracias Vero, me alegra que te haya gustado!!! Y la de los personajes fue total para uds... jajajajaja

      Besazooooooooo Veroniclásica!!! Loviu

      Grac
      Yo

      Eliminar

Me harías muy feliz si me dejaras un comentario, che!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Seguí el blog por email