miércoles, 12 de junio de 2013

Diccionario de la maternidad de la A a la Z - V de Vientre

Buenas, buenas che! Ya pasó otra semana y llegó la hora del Diccionario de la maternidad (paternidad) de la A a la Z. Una genial iniciativa de Vero, la Trimadre a los 30, que nos tiene a la blogsfera como escritores. Esta es la 6º edición (mi 4º participación, por cierto) y siempre estás a tiempo de sumarte!!!




En esta oportunidad elegí la V de vientre.


Pido un fuerte aplauso a los muchachos de la RAE! Ellos sí que la pasan bomba (no me creen? Lean o relean Teta del blog Con M de mamá, imperdible!) y después de unas copas de más, los señores definen vientre (del lat. venter, -tris). como:
1. Cavidad del cuerpo de los animales vertebrados, en la que se contienen los órganos principales del aparato digestivo y del genitourinario.
2. Conjunto de las vísceras contenidas en esta cavidad, especialmente después de extraídas.
3. Región exterior del cuerpo, correspondiente al abdomen, que es anterior en el hombre e inferior en los demás vertebrados.
4. Feto o preñado.
5. panza (‖ de las vasijas). ??? (cri cri cri)
6. En relación con los hijos, madre. El parto sigue al vientre.

7. Cavidad grande e interior de una cosa.
8. Fís. Parte central de la porción comprendida entre dos nodos de un cuerpo vibrante, donde es máxima la amplitud de las oscilaciones.
Saqué las escatológicas que no vienen al caso y las que directamente no tenían gollete para este diccionario. Dejé las dos últimas para que vean cuan amplios pueden ser los conceptos que tienen de una palabra estos señores. 
¿Qué puedo decir de esta mezcolanza? Estamos de acuerdo con que vientre es la primera, la segunda, la tercera y hasta la quinta. Pero decir que vientre es lo mismo que feto o preñado(?). De alguna manera cosifica. ¿El vientre es la madre? Sí pero no. Acá también cosifica. No estamos hablando de objetos. Otra vez (y como siempre) sus acepciones no me alcanzan (y eso que estoy siendo diplomática) para lo que quiero expresar acá.

Después de todo este rodeo, vayamos al grano. ¿Qué es vientre para mí entonces?

Antes de ser mamá vientre era para mí a veces la tercera (y ponele la cuarta) acepción. Me preocupaba no aumentar su volumen durante el verano, la famosa panza chata. Eran en las épocas de ejercicio y comida sana. En invierno, me desconchaba de lo lindo. Había otros momentos (cual publicidad de yogurt) en los que vientre era para mí la segunda. Si lo movía o no. El tristemente célebre, tránsito lento (típico problema que afecta en su mayoría a las mujeres). Otros en los que el dolor de ovarios me hacía ver las estrellas y me acordaba de los parientes de medio mundo. Acá entra en juego la primera definición. Es decir, mi concepto de vientre variaba según la situación. Sí, así de ciclotímica era.
Pero cuando quedé embarazada se me borraron de un plumazo estos conceptos y mi visión del vientre dio un giro de 180º. Ahora vientre era una sola cosa, el lugar donde crecía mi mayor ilusión. Sí, porque desde el primer día de atraso barajé la posibilidad de un embarazo y (aunque aterrada) desde el minuto cero ya amaba esa probable semilla gestada allí, en mi propio vientre. Los días me confirmaron la sospecha (intuición me gusta más): estaba embarazada. Mi vientre y la futura personita que llevaba dentro pasaron a ser mi mayor preocupación-ocupación. Empecé a tomar el ácido fólico. Comía sano y variado para incorporar la mayor cantidad de vitaminas. Empecé a usar crema antiestrías. Cuidaba mi vientre por dentro y por fuera. Empecé a acariciarlo al principio tímidamente, con las semanas fue in crescendo y al promediar el segundo cuatrimestre ya había una simbiosis entre vientre y mano derecha. Las chicas me van a entender. PapádeMuriel a veces me hacía chistes: "no se va a caer eh" y yo le replicaba enchinchada "no me importa, me gusta tocar la panza, estar en contacto con mi bebé" y él, "Es chiste che, no te enojes".
Al principio el vientre era la tierra fértil donde iba a crecer mi semillita. Al terminar la semana 12, el vientre pasó a ser la morada de mi bebé. Al poco tiempo, el refugio de Muriel y mi eterna compañía. Lugar de preparación, de crecimiento, de alimentación, de contacto con mamá y el mundo a través de su ombligo y de los sentidos que allí empezó a desarollar. Yo le hablaba, leía y ponía música. Mi mano en el vientre simbolizaba ese contacto y esa conexión que fue creciendo día a día hasta la semana 42, cuando por fin estuvo lista para salir al mundo. Por eso para mí, vientre es más que feto y madre como envase; aunque hay muchas mujeres que usan su vientre como intermediario para ayudar a otras y hay también mujeres que por mil y una razones no pueden afrontar la maternidad después del parto y eso también es válido porque todas tenemos nuestras razones y yo acá expongo las mías. Aún así no somos envases. Me gusta más mediadoras. Porque como decíamos la semana pasada, por llevarl@s durante nueves meses en la panza no somos dueñas de nuestr@s hijos ni somos más mamás.
Entonces vientre es mucho más que eso, vientre es futuro. Vientre es Ilusión infinita (y miedos también, por qué no?). Vientre es símbolo de maternidad y de cambio. El vientre, de alguna manera nos prepara para lo que va a venir y aunque no tengamos ni idea de lo que nos espera el vientre es la esperanza, el anhelo, el trayecto de ese hilo rojo del que hablaba Bego en su blog hace unas semanas.
Y hoy, el vientre después del parto (y hoy con mi cicatriz de cesárea no deseada y sufrida a mares) es el recuerdo de aquel lugar que supo ser. Es el tatuaje del nacimiento de mi hija, que al fin de cuentas es la protagonista de esta historia y es la que cuenta.

Quiero cerrar esta edición con un poema trasnochado que soñé (o pensé dormida) entre la medianoche y las 3 de la madrugada de ayer y escribí entre las 3 y media y las 4 (sí, me levanté para no olvidarlo y  NievesNoni, Almu,Tania y Didi pueden dar fe):


(A Muriel)

Ya no soy el ombligo de mi mundo. No.

el amor plantó una semilla en mi vientre
dicen las buenas lenguas que hay que regarla a diario
durante nueve lunas

Ya no soy el ombligo de mi mundo. No


mi vientre se convirtió en un saco de lana

dicen las buenas lenguas que pronto sentiré
cosquillas y pataditas

Ya no soy el ombligo de mi mundo. No


mi vientre se infló como un globo

dicen las buenas lenguas que de allí saldrá 
una hermosa niña: la luz de mis ojos

Ya no soy el ombligo de mi mundo. No

                           Ahora mi mundo tiene otro ombligo.



Un abrazo gigante. Nos estamos leyendo





57 comentarios:

  1. Me encanta!! no puedo decirte mas genial definicion genial enfoque a la maternidad y la poesia preciosa, yo tambien tengo 2 tatuajes como el tuyo y son preciosos!!

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aida... son tatuajes que llevaremos para siempre. Aunque os duelan ciertos malos recuerdos.
      Que bueno que te gustó la poesía.

      Besotes nena, me paso por tu blog!!!

      Eliminar
  2. El vientre es futuro e ilusión infinita, qué chulo Pao. Y gracias por acordartende mí y el hilo rojo. Para mi vientre es más cosas porque no puedo evitar acordarme de otro vientre que nomes el mío que llevó dentro a mi tesoro. De ello hablaré otro día en el blog

    El poema es muy chulo, te ha quedado redondo.

    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro Bego y también pensé en vos cuando escribía pero me gustaría saber tus sensaciones y tu mirada del vientre que es muy distinta pero que a la vez me llena de emoción de sólo pensarlo. Aunque para mí, el vientre tiene una connotación especial. El vientre no es la madre.

      Que lindo que te gustó el poema. Un besote más que enorme.

      Eliminar
  3. Precioso. La rae debería contratarte para las definiciones pero ya! Cómo sabes ir más allá de lo obvio. Por no hablar del poema. Chapeau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias!!! En realidad no somos nosotros, el problema son los de la RAE jajaja

      Que bueno que te gustó el poema. Gracias de nuevo.

      Besotes

      Eliminar
  4. que bonito... me ha encantado. :)
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Muy con el sentimiento veo escrito este post. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Sí, me emocionó mucho escribirlo. Besotes!!!

      Eliminar
  6. Oh, Pao! Me has hecho llorar!
    Me ha encantado la entrada, toda ella, empezando con toque de humor y entrando en materia poco a poco y subiendo la intensidad (ups! Si será verdad lo de siamesas 2.0... Mi post tiene un empezar y romper similares).
    Vientre es Vida. Me quedo con ese mensaje como esencia de tus palabras.
    Ahora, el poema, TU poema... me arrancó las lágrimas que iban de camino a la cama porque ya es hora. Es absolutamente precioso. Es perfecto. Se merece ser plasmado a modo de lámina, enmarcado y colgado en un lugar preferente, creéme.
    Mil gracias por esta maravillosa lección de amor en estado puro.
    Lu!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noni(Lu) Lo mismo digo de tu del tuyo... empecé riendo y terminé moqueando. Estamos en sintonía esta semana... la Trimadre es bruja (somos siamesas y recién nos enteramos jajaja).
      Me alegra y me halaga que te haya gustado el poema! Si me animo le hago una lámina en la habitación.

      Gracias a vos por estar ahí, del otro lado acompañando y compartiendo esto tan bonito llamado maternidad.

      Besote enorme!!!

      Eliminar
  7. Que definición de vientre más bonita nos has ofrecido, me has embelesado con esas palabras; ahora amo mucho más mi vientre, ese que nunca ha sido perfectamente plano nunca, ese que no formó ni una sola marquita durante el embarazo, ese que fue la cuna perfecta de mi peque durante nueve meses. Qué hermoso post has ideado. Miles de besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Merlín... era un homenaje a una parte del cuerpo a la que le prestamos atención superficialmente y cuando nos quedamos embarazadas, se nos da vuelta el mundo y empezamos a amar nuestro vientre tanto como a nuestros retoños por el sólo hecho de cobijarlos allí durante 9 meses...

      Un besote enorme y me alegra que te haya gustado.

      Eliminar
  8. Yo me levanto a esas horas y no soy capaz de prepararme un cola-cao...
    Se nota que disfrutaste, mimaste y cuidaste de tu vientre durante esas 42 semanas. Muy bien!

    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja una cola-cao!!! Acá le decimos Nesquik!!! Me hacés acordar al papá de Muri. Cuando hace calor sólo toma chocolatada.

      Sí, por suerte lo disfruté y mimé mucho!!! Gracias. Besote.

      Eliminar
  9. Pao, precioso! Y el poema....què decir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paula!!! Que bueno que te gustó la entrada y el poema.

      Besotes

      Eliminar
  10. Jajaja Pao, yo también me escandalizo con las definiciones del RAE, algunas dan grima. Y como tú, cada palabra, en diferentes épocas de nuestra vida, tiene diferentes significados. Ains como te he comprendido con los dolores menstruales, yo también me acuerdo de tu familia, jaja 
    Se me han erizado los pelillos del brazo al leer tú simbiosis mano-vientre, ¡¡qué recuerdos!!
    Vientre es futuro, que bien lo resumes. Jolín, si es que alguna de vosotras deberíais dedicaros a escribir, que mira que lo hacéis bien……
    Nenita, yo por las noches, me llevo el móvil a la cama, y cuando la peque se despierta y me desvelo, también me pongo a escribir notas y cosillas, como somos…..Pero tu poema, tu oda a la preciosa Muriel, no ha quedado trasnochado, es precioso, y es la segunda vez que se me erizan los pelos leyéndote hoy. Voy a tener que hacer una pausa para asimilar antes de seguir con la GOM.
    Besazos a tu ombligo y al vientre que la creó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Termino por pensar que los de la RAE son humoristas frustrados jajajaa
      Viste, cómo cambia el significado de las palabras según las épocas.
      Yo también recuerdo y extraño esa simbiosis aunque no cambio por nada tener a Muri conmigo, el embarazo es una etapa que siempre me va a dar nostalgia.
      Gracias por tus palabras... siempre quise escribirle y no me animaba... creo que el blog y uds hicieron posible que volviera a escribir después de 2 años.
      Gracias, gracias, gracias.

      Besototes enormísimos!!!

      Eliminar
  11. Pao, hija... Como sabes soy metódica en el AZ, siempre empiezo por la primera persona que se enlaza y eres la primera entrada que leo.... Pero bueno, ¿Qué dejas para el resto, alma de cántaro?
    Me tienes medio temblando de emoción!!!! Qué calidad de post, que emoción transmiten tus palabras.. y el poema.. Estoy con Noni, transmite la pura esencia de la maternidad, merece ser enmarcado. Así que un pedazo de lujo que lo hayas "soltado" en una entrada dedicada a este diccionario materno que cada día me gusssssssta más, y todo gracias a vosotr@s!!!!

    Un besazo amoreeeeeee, tú sí que eres grosssssssa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vero!!! Me hiciste reír con lo de metódica... mi abuela siempre me dice esa palabra y es como que la relaciono con ella.
      Gracias nena! Vos sí que me levantás el ánimo por las nubes.
      Les voy a hacer caso, no lo había pensado cuando lo escribí pero no quedaría mal enmarcado... porque habla de mi hija y de lo que siento por ella. Gracias, uds me emocionan con sus palabras y devoluciones. me siento muy acompañada aunque estén lejísimo!!!

      Un besazo para vos genia de las genias! LoveU

      Eliminar
  12. Ya te lo han dicho los demás, pero es que tengo que repetirlo: ¡ese poema es hermosísimo! Me ha encantado, la entrada también, por supuesto, pero el poema... increíble. Esperamos el siguiente! :-)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Isabel... me alegra que te hayan gustado y me emocionan tus palabras.

      Un besote enorme hermosa.

      Eliminar
  13. Que poesia más linda!Para mi el vientre materno es la curva más sexy que puede existir en una mujer,jejej
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en eso estoy de acuerdo... no hay pancita más linda que la de una mujer embarazada...

      Gracias!!!

      Besotes

      Eliminar
  14. Como me identifico, de principio a fin (incluso con el tránsito intestinal lento jajaja) pero lo que más más me ha gustado es....la cicatriz de la cesarea vista como el tatuaje del nacimiento (que yo también tengo) nunca se me habría ocurrido verlo así, y me encanta!!!!!!!! gracias Pao!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lois!!! Después de sufrirlo durante meses porque deseaba parirla naturalmente, me di cuenta que (a pesar de la violencia que sufrí en el sanatorio) tal vez fue necesaria para que Muri naciera sana y hoy después de 15 meses es el tatuaje del nacimiento de mi sol... así que ya no sufro por tener esa cicatriz y creo que mucho tiene que ver el haber podido hacer catársis en este espacio.

      Un besote gigante nena!!!

      Eliminar
  15. Pues mi vientre empieza a preocuparme che! Para mi siempre fue ese lugar de mi cuerpo liso cual tabla... ahora podría pensar que estoy en mi segundo mes de embarazo, claro que siendo un tipo va a ser más grasa que otra cosa.

    Sensibilidad Pao, grandérrima Pao! "Es el tatuaje de tu hija, recuerdo de aquel lugar que supo ser", qué rebien escribes chata!

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja estás como el papá de Muri... antes panza chata y ahora... chan dos meses de embarazo!!!
      Gracias nene! Me hacés reír y emocionar con tus devoluciones!!!

      Un abrazo del golazoooooo

      Eliminar
  16. qué bonito!!!, la verdad que hasta que no ves la tripa salir, creo que no te crees realmente que estas embarazada, y desde luego, la tripa me quitó todos los complejos!!jajaja, no estaba gordita, estaba embarazada!!
    besos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias che!!! Cierto, no hay nada más lindo que la pancita de embarazo!!!

      Besotes

      Eliminar
  17. Como me has emocionado, Pao!! Que hermoso, que visión tal amplia, real, dura y tierna a la vez de lo que en un momento fue "algo" y paso a convertirse en el hogar de "alguien", de tu alguien, de esa Muriel que te llena los días. Millones de besos transatlánticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tan hermosas palabras Carol... vos lo dijiste: el hogar de esa Muriel que me llena los días de amor y alegría...

      Besotes transatlánticos por miles!!!

      Eliminar
  18. A mí también me encantaba tocarme la barriguita. Estaba todo el día acariciándomela, como si esas caricias fueran directas a mis bebés.

    Aún hoy en día sigo viendo esos vientre hinchados con envidia sana.. Me encanta esa sensación de llevar al bebé dentro.

    Genial entrada como siempre,

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lindo momento no? Yo también lo extraño cuando veo las pancitas de otras mamás!!! Que lindo regalo nos da la naturaleza!!!

      Yo tampoco podía dejar de acariciarla...

      Gracias Mª José, me alegra que te haya gustado!!!

      Besazo gigante nena!!!

      Eliminar
  19. Pao! Lo máximo! Al principio, me he reído con eso del vientre plano para el verano, porque en invierno una se desquitaba ;) Me imagino que, en tu caso, con alfajores y medialunas (los amo!) Y luego me dio una nostalgia única, acordándome de mí y mi panzota, yendo de un lado a otro, paseando. Tengo que ver fotos para confirmar lo gigante que era :) El vientre es protección, seguridad... es increíble cómo pasa el tiempo y cómo esta criaturita ahora está afuera, corriendo sin parar.
    Muy bonita reflexión.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja sí, esas cosas superficiales bien de minita!!! Y en invierno pumba, meta alfajores y medialunas!!!

      Que lindo lo que decís, es tal cual... nostalgia y magia a la vez!!!

      Besotes gigantes como Gulliver!!!

      Eliminar
  20. qué preciosidad... me has emocionado muchísimo.... (ya explicaré porqué más adelante!!!) Es una de las cosas por las que no envidio nada a los papás.... porque poder llevar a tu hijo dentro, darle refugio, ees lo más bointo en esta vida y super especial!!!! no habría mejor explicación y defición de vientre que la que has dado!!!!

    Millones de besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras hermosa!!! Me alegra que te haya llegado y gustado!!!
      Es cierto que no tenemos nada que envidiarles y a la vez me gustaría que ellos también pudieran sentir lo que es para que se pongan en nuestro lugar jajajaja

      Millones de besotes para vos!!!

      Eliminar
  21. Mi marido en cierto modo tenía envidia, y no me extraña porque tiene sus cosas malas, pero las buenas, buenísimas, anulan y hacen olvidar las malas!!! Es maravilloso!!!!!

    Muaks!!!

    ResponderEliminar
  22. Me ha gustado mucho y la poesía muy emocionante!!!

    ResponderEliminar
  23. una entrada hermosa y una poesía preciosa... me han gustado todos y cada uno de las palabras que acompañan a vientre... feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias... me pone contenta que te haya gustado!!!

      Gracias de nuevo por leerla y comentarla.

      Besotes y feliz día.

      Eliminar
  24. Pao a mi el poema me emocionó mucho. Yo me he sentido más o menos igual desde que teno a mi hija. Ahora te voy decir algo "traji-cómico" con respecto a las deficiniciones, como tuve césarea y hasta que empecé mis ejercicios de militar (jajaja) sentía que vientre era la ascepción séptima que escribiste jajaja. ¡Un beso querida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias nena!!! La verdad que ahora que lo pienso, la séptima también la comparto (postparto) por dos meses seguí embarazada sin bebé en el vientre jajajaja

      Besote enorme venezolana hermosa!!!

      Eliminar
  25. Hay que ver las cosas que pensamos cuando estamos en estado semi consciente en la cama! yo a veces tambien me sorprendo, pero eso de levantarme a apuntar cosas... la cama me supera jeje

    Preciosa entrada y poema. Mi hermano y mi churri nos definen a las mamás no como envases, sino como incubadoras... ¿tú te crees?

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, cuántas cosas que nos olvidamos al despertar... ojo, no te creas a veces me puede más la cama... pero coincidió con un desvelo y aproveché para escribirlo!!!

      jajaja Incubadoras yo creo que sí!!!


      Besotes enorme che!!!

      Eliminar
  26. Nena, tu trasnochado poema vuelve a reflejar tu enorme capacidad para escribir sobre sentimientos, tu talento para despertar emociones a quien te lee. Es pura belleza, al igual que tu definición de vientre como "mediadora", "futuro", más allá del envase o del "horno", como muchos dicen en plan guasa.

    Bravo, una semana más. Ese poema... Me encantaría publicarlo en el prólogo de nuestra futura GOM ;))(

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay nena! Faltaba tu opinión para coronar otra semana del gran diccionario!!!

      Gracias... gracias... gracias (y ya sabés por qué)

      Para mí sería un honor publicarlo en la GOM.

      Besote y besazo. LoveU

      Eliminar
  27. Claro que si, el vientre es ilusión y miedo, muchos sentimientos encontrados
    Maravilloso post
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yuria... vos lo dijiste... sentimientos encontrados!!!

      Besotes :-D

      Eliminar
  28. Pao...! me lo perdi la semana pasada..!!! q bellisimo poema... y claro q doy fe q estabamos todas desvelando esa noche jajajaja

    todo el post me ha encantado... vientre es una palabra super maternal.

    q lindisimo cuando Muriel lo lea algun dia (ojala sigamos siendo amigas y me cuentes q te dijo jajaja)

    besos preciosa..!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tania!!! jajaja esa noche ninguna se acostaba jajaja

      Espero a Muriel le guste tanto como a vos y como a mí... claro que sí... ya te voy a contar que me dice el día que lo lea!!!

      Besotes hermosaaaaaaa :-)

      Eliminar

Me harías muy feliz si me dejaras un comentario, che!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Seguí el blog por email